Gestoría de vehículos


¿Para qué sirve una Gestoría de vehículos?

La gestoría de vehículos es una de las especialidades que pueden tener los gestores administrativos; profesionales expertos en derecho administrativo y que actúan en general ante cualquier administración pública en nombre de las personas físicas o jurídicas; permitiendo con ello la mayor fluidez y exactitud en el cumplimiento de las obligaciones o en el ejercicio de los derechos de las mismas.

Lógicamente la gestoría de vehículos realizan todos los trámites que suelen realizar los gestores administrativos, pero especializados únicamente en tráfico, vehículos y motores.


¿Cuáles son sus servicios?

Normalmente, los gestores de vehículos realizan todo tipo de trámites administrativos en nombre de terceros relacionados con los vehículos. Aquí elaboramos un listado de las operaciones que más frecuentemente realizan:

1) Transferencias de vehículos

Quizás sea una de las operaciones que con más frecuencia realizan los gestores administrativos especializados en vehículos. Si contratas estos servicios no sólo arreglaran la documentación para transferir en propiedad un vehículo a otra persona; sino que también llevarán a cabo la legalización de esta operación mediante el trámite de dichos impuestos.

El cambio de titularidad lo hacen de la forma más rápida y efectiva, teniendo normalmente en 5 días hábiles toda la documentación lista para entregar el vehículo a la otra persona.

2) Matriculación de vehículos

Otra de las competencias de los gestores de vehículos es la matriculación de vehículos.

Antes de adquirir cualquier tipo de vehículo, hay que matricular el mismo. Los gestores de vehículos realizan estas operaciones con agilidad y calculan eficientemente los costes de matriculación antes de llevar la operación a cabo.

Asimismo, tramitarán el impuesto de matriculación o las transmisiones patrimoniales según el caso. De igual manera, le informarán que vehículos están exentos de impuestos o tienen tasas inferiores a las habituales. Por ejemplo, están exentos del impuesto de matriculación los vehículos que emitan menos de 120g/km de CO2. Otro ejemplo, son algunos vehículos agrícolas que están en algunos casos exentos del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

De ahí que sea interesante consultar y tramitar esta operación con un gestor de vehículos.

3) Gestionar todo tipo de notificaciones

Los gestores administrativos son representantes de las personas que los contratan frente a la administración. Esta representación conlleva gestionar las notificaciones y comunicaciones entre la administración y sus clientes.

Aunque todas las comunicaciones con la administración pueden ser contestadas y tramitadas por particulares (nunca necesitan abogado o procurador); son interesantes que las realicen expertos en esa materia.

Los gestores administrativos están especializados en elaborar todo tipo de recursos frente las Administraciones Públicas y sabrán defender tus intereses con solvencia y con la jerga y forma adecuada.

4) La reserva de dominio de un coche

Es un proceso por el cual el comprador goza únicamente del uso y la posesión del mismo, sin ser titular del automóvil; mientras que el vendedor conserva la propiedad a través de una entidad financiera.

En esta operación el comprador pasará a disfrutar plenamente de los derechos del dominio, una vez haya abonado por completo la cantidad acordada. Sólo cuando haya saldado el crédito se procederá a la eliminación de la reserva de dominio y pasará a ser su propiedad.

La entidad financiera nunca notifica al comprador cuando la deuda ha sido saldada; sino que es obligación de éste notificar el deseo de cancelación; de ahí que sea interesante contar con un gestor de vehículos para que gestione este trámite por ti.

Una vez levantado, podrás vender ese vehículo si así lo deseas.

Para cancelar la reserva de dominio será necesario seguir los siguientes pasos:

  • Obtener un informe de vehículo en DGT.
  • Solicitar una nota informativa en el Registro de Bienes Muebles.
  • Con esta documentación, pedir a la entidad financiera la carta de pago.
  • Pagar las tasas en el Registro.
  • Presentar la carta de pago.
  • Solicitar la cancelación.

5) Obtención de informes, alta y baja

A través de un procedimiento online, muchas gestorías de vehículos ofrecen la posibilidad de adquirir informes sobre vehículos para saber quién es su propietario; las condiciones del mismo y si existe o no alguna irregularidad ligada a ese vehículo.

Gracias al servicio online, este trámite puede realizarse completamente por Internet y; recibirás también la documentación a través de Internet.

Gracias al informe podrás saber si el vehículo tiene cargas de embargo por una autoridad judicial o administrativa (las deudas se transfieren con el vehículo).

También puedes conocer si existe precinto o una autoridad judicial o administrativa ha solicitado que se impida la circulación del vehículo; si hay reserva de dominio o si el vendedor tiene un contrato de leasing o está gravado con una carga en garantía del pago de un crédito (carga hipotecaria).

6) Obtención de carnet y permisos

Los gestores de vehículos también gestionan los trámites para renovar el permiso de conducir o recuperar tu carnet en caso de pérdida por robo o por inhabilitación.

7) Implantación de tacógrafos digitales

Muchos negocios necesitan instalar tacógrafos digitales en sus vehículos para controlar el transporte y circulación de su vehículo.

Desde el 1 de enero de 2006, todos los vehículos con un peso mayor que 3,5 Toneladas o que puedan transportar a 9 o más personas, deben tener un tacógrafo digital en el vehículo.

8) Certificado y renovación

Si necesitas un certificado para algún trámite administrativo de tu vehículo, los gestores te ayudan a obtenerlo.


¿Por qué deberías contratar una Gestoría de vehículos?

Como ya hemos visto son muchos los servicios que ofrece una gestoría de vehículos. Si realizas los trámites administrativos con ellos, obtendrás fiabilidad, rapidez y garantía de éxito en todas las operaciones.

De lo contrario, puede que se te olvide realizar algún trámite y esto conlleve una serie de sanciones o pérdida de derechos.

Tienes que tener en cuenta que los gestores administrativos tienen que estar colegiados obligatoriamente y para acceder a la profesión deben superar un examen, siempre que ostenten previamente la titulación universitaria de Derecho, Economía o Ciencias políticas. De ahí que en esta profesión, si contratas a un profesional colegiado, tienes garantía que este previamente ha superado unos estudios universitarios y; más tarde, ha superado un examen estatal.

Por ejemplo, en otros campos como los asesores laborales y fiscales, el mero hecho de estar colegiado no implica una titulación universitaria y; menos aún un examen oficial para acceder a esta profesión. Nosotros ya llevamos todas las operaciones de tráfico, como puedes consultar en esta sección que enlazamos.


¿Qué es una gestoría de vehículos y en qué puede ayudarte?

Hoy en día es complicado no tener en cuenta el uso de un coche para realizar un viaje o visitar a los familiares, su uso se ha extendido y utilizado como método de transporte e incluso como una herramienta de trabajo.

En definitiva, una gestoría de vehículos será un despacho especializado en todo tipo de trámites o gestiones administrativas para la circulación legal de vehículos en la vía pública. En este artículo quiero hablarte de algunos de los trámites más importantes que pueden realizar por ti y el beneficio de tiempo que puedes ganar con ellos.


Trámites de una gestoría de vehículos

Este tipo de gestorías pueden llevar a cabo una serie de trámites y servicios, relacionados, claro está a los vehículos. Sus trámites son:

  • Transferencia de vehículos: Será aquellos trámites relacionados con la adquisición, venta, donación, o herencia de un vehículo que, por su naturaliza, implique un cambio del titular del vehículo.
  • Matriculación de vehículos: Serán aquellas cuestiones administrativas como la rematriculación, matriculación de vehículos importados, presentación de documentación, etc.
  • Solicitud de informes vehículo DGT: Algunas gestorías ofrecen un sencillo formulario donde introducir los datos de la matrícula de un vehículo ante la DGT. Algunos de los datos que se puede obtener y muy utilizadas, en el caso de las transferencias es si el vehículo dispone de cargas, embargos o se encuentra precintado.
  • Importaciones: Gestiones a realizar por la importación de vehículos en territorio nacional como su matriculación, presentación de modelos fiscales como el 309 0 330 ante la AEAT, entre otros trámites.
  • Permiso de circulación: No basta con disponer de un coche y el permiso de conducir para poder ser el rey de la carretera, es necesario también tener el permiso de circulación realizando la solicitud formal a la DGT. Se trata pues, de un servicio estándar que te puede brindar cualquier gestoría de vehículos.
  • Altas y bajas de vehículos: En caso de querer poner nuevamente en circulación un vehículo deberá realizar el alta. En caso de robos, sustracciones, siniestros, el procedimiento sería realizar la baja del automóvil. Esto lo puede realizar una gestoría de vehículos de forma rápida y sencilla.
  • Gestión de duplicidad de permisos de conducir: Un trámite muy habitual para usuarios que hayan podido extraviar el carnet de conducir o bien haya sido robado, presente un estado de deterioro considerable o bien por la variación de datos del mismo.

Como has podido comprobar, una gestoría de vehículos realizan un servicio de 360 grados en cuestión de vehículos a motor, una gestoría de vehículos puede ayudarte a ahorrar mucho tiempo entre solicitudes, presentaciones de modelos, impuestos y otras gestiones necesarias para poner en circulación de forma legal tu coche o moto.


Cómo hacer la transferencia de tu coche de segunda mano por gestoría

Con la información que te facilitamos no es complicado realizar la gestión, pero te llevará algún tiempo, que tal vez no tengas. Solo ir a Hacienda de tu comunidad autónoma para presentar y pagar, en su caso, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), y después, con el justificante y resto de documentación, acudir a una oficina de la DGT con Cita Previa, puede romperte una o dos mañanas.

Si aborreces el papeleo o, como la mayor parte de los mortales, no puedes, ni quieres ocupar tu tiempo bregando entre funcionarios y sedes físicas o electrónicas de la Administración, no te quedará más remedio que acudir a una gestoría a realizar el trámite de poner el vehículo a tu nombre. ¡Ojo!, salvo que se trate de un familiar o de alguien de mucha confianza, no dejes el tema en manos de un tercero, no profesional. Desoír este consejo podría salirte muy caro.

Si finalmente decides poner el coche o moto a tu nombre en una gestoría, lee a continuación todo lo que te conviene saber para ahorrar tiempo y dinero.

Primero de todo, pide al menos un par presupuestos. Eso sí, asegúrate de que incluyen todos los costes y comprueba que es correcto el importe a pagar por ITP, si estuvieras obligado a presentarlo. Por desgracia, hay gestorías poco recomendables, que te dan un presupuesto confuso o incompleto, o incluso no te lo dan, a no ser que vayas en persona. Luego cuando ya estás allí, empiezan que si tasas del colegio, que si el vehículo no se corresponde con el que les habías dicho …, y al final terminas pasando por el aro por no dar más vueltas.

Es verdad, que realizar el trámite en una gestoría tiene un pequeño coste añadido, pero es muchísimo más cómodo y rápido, ya que permite resolver todo el papeleo en una sola visita, y además se puede concertar cita en un horario más amplio.

Sea como sea, recuerda que, una vez comprado el coche o la moto, la gestión de poner el vehículo a tu nombre tienes que hacerla cuanto antes. Lo correcto sería no más tarde de 10 días a partir de la fecha indicada en el contrato de compraventa.

Una vez te hayas decidido por una gestoría que te dé confianza, como comprador, tienes dos opciones:

  • 1. Ir a la cita de la gestoría con el vendedor, y presentar original del contrato de compraventa firmado por ambas partes, de los DNI en vigor de ambos, y firmando allí mismo cada uno, una autorización o mandato para que el Gestor Colegiado Administrativo pueda realizar el trámite de cambio de titularidad del vehículo a tu nombre.
  • 2. Acudir sin el vendedor. En este caso, como el vendedor no va a estar presente, debes presentar un mandato de gestoría firmado por el vendedor debajo de “el mandante”, una fotocopia del DNI en vigor del vendedor (en algunas comunidades autónomas te exigirán el original o fotocopia compulsada), tu DNI original en vigor y un ejemplar original del contrato de compraventa firmado por ambas partes.

En cualquiera de los dos casos, tienes que presentar además, la documentación original del coche o moto (ficha técnica y permiso de circulación) y el recibo o justificante del pago del Impuesto de Circulación o Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) del año anterior. Este último no hace falta si sabes seguro que está pagado dentro del plazo voluntario o está exento de pago.

Si en la compraventa interviene alguna empresa, hay que aportar también:

  • Factura de venta de la empresa que vende, en su caso.
  • Fotocopia CIF de la empresa y del poder o escritura de constitución que le acredite
  • Impreso de Acreditación de Identidad de Personas Jurídicas.
  • Certificado de Hacienda de Situación Censal. Solo si se trata de un autónomo que vende un vehículo afecto a su actividad o que lo compra para afectarlo.

Una vez presentada y firmada toda la documentación, el gestor te facilitará un permiso de circulación provisional o justificante profesional para que puedas circular temporalmente con tu coche o moto, mientras se tramita el Permiso de Circulación definitivo a tu nombre. Por último, comentar que, realizar el trámite de cambio de titularidad del vehículo en una gestoría, presenta para el vendedor la gran ventaja de poder comprobar de forma presencial que el trámite se lleva a cabo y la de poder pedir al gestor que, con permiso del comprador, le envíe una copia del permiso de circulación definitivo, cuando lo reciba de la DGT.

Recordemos que, si el vendedor no tiene constancia del cambio de titularidad del vehículo en 10 días desde la fecha de compraventa, tiene obligación de presentar la notificación de venta del vehículo en la DGT para evitar una posible sanción y las posibles responsabilidades por los actos o comportamientos dolosos del comprador, mientras circula con un vehículo que figura a su nombre en el Registro General de Vehículos.

A destacar:

No vayas a la primera gestoría que se te ocurra. Pedir, al menos, un par de presupuestos podría suponer un buen ahorro, y te ayudará también a seleccionar una gestoría que te dé confianza.

Si el vendedor no va a la gestoría, no te olvides de llevar el mandato de gestoría firmado por él, debajo de “el mandante” y la fotocopia de su DNI (en algunas comunidades autónomas, te exigirán el original o fotocopia compulsada) en vigor.


 

Deja un comentario